Uso: Educar
Tipo: Edificio
Adjudicación: Concurso
Estado: Proyecto
Año: 2017

Mali

Museo

El proyecto se inserta dentro de una gran excavación en la plaza pública, como una fosa grande en el campo

Realizado con Tándem Arquitectura, Mónica Bertollino, Carlos Barrado, Agustín Rovaretti.

El proyecto se inserta dentro de una gran excavación en la plaza pública, como una fosa grande en el campo. Esta excavación nos recuerda a nuestras excavaciones arqueológicas que desean recuperar el patrimonio. Todas las paredes y el suelo presentan la misma textura y transforman el espacio en un gran recipiente subterráneo.

El plano de la plaza pública genera una serie de inclinaciones para dar espacio dentro del Proyecto. También generan una base visual a la perspectiva del palacio desde la avenida Wilson; y bloquean la contaminación sonora de la calle. Desde adentro, esta inclinación permite una visual permanente del Palacio de Exposiciones. Debido a que no es posible una conexión subterránea directa con el edificio antiguo, plateamos una presencia visual permanente del MALI.

En el centro del proyecto, se implanta el volumen que contiene galerías de exposición. Estos espacios están rodeados por el resto del programa que les dan protección contra las vibraciones y la exposición a la luz solar directa.

El proyecto organiza el programa bajo un esquema vertical donde las funciones más públicas están en niveles más altos y las más íntimas en las inferiores, por lo que las funciones no se cruzan. El proyecto propone cuatro tipos de galerías de exposición: la galería longitudinal divisible, la galería de doble altura, las galerías de video y la sala de esculturas, que, aun siendo un espacio de distribución, puede albergar una exposición.

Se plantea la recuperación del parque que alberga al museo según su traza original, recuperando así su memoria.